Alternativa no quirúrgica a la calvicie

La micropigmentación, ya utilizada para diversas indicaciones estéticas, ahora también está siendo empleada para camuflar la calvicie de forma total, localizada o para densificar las regiones con baja densidad de cabello. Se ha convertido en una poderosa arma para camuflar cicatrices post-quirúrgicas o accidentales, incluso cicatrices en el cuero cabelludo dejadas por trasplantes capilares realizados en el pasado. La técnica es una alternativa no quirúrgica, rápida y económica si se compara con la cirugía de restauración capilar.

Se trata de un procedimiento semi-permanente (requiere la necesidad de retoque después de 2 años de su ejecución) que disfraza la calvicie a través del oscurecimiento del cuero cabelludo. Para ello, se hace un implante de tintas con coloraciones combinadas que artísticamente produce la ilusión de cabellos, alcanzando un aspecto natural y estético post-realización, principalmente cuando se mira con cierta distancia de la cabeza.

La técnica de micropigmentación capilar ganó notoriedad en Italia, donde un profesional de nuestra clínica hizo especialización. Cuando se hace con instrumentos específicos, con diseño adecuado, tinta especialmente probada para la pigmentación del cuero cabelludo y cantidad de puntos definidos según el área y pigmentos bioabsorbibles, resulta en una apariencia imperceptible en el día a día y trae gran transformación al visual.

La micropigmentación se puede realizar aún para reconstituir barba, bigotes, cejas, púbis y otras áreas pilosas, así como para contornos de labios, para ocultar cicatrices inestéticas de cirugía plástica de senos, cara y otras áreas del cuerpo.

El tratamiento de la micropigmentación capilar puede considerarse progresivo y no hay un resultado definitivo en la primera sesión. Para un resultado total, el especialista en estética capilar necesitará 3 sesiones del procedimiento, dependiendo del caso, con el intervalo de hasta un mes entre ellas, tiempo imprescindible para la cicatrización de la piel, para entonces realizar una nueva sesión para camuflaje total de la piel Área calva. Cada sesión puede durar hasta dos horas, bajo anestesia local o por una por una película anestésica de acción intensa, haciendo el procedimiento más cómodo.

Después del tratamiento es fundamental respetar todas las recomendaciones del especialista: no quitar costras, no usar jabón, base, loción, aceite, pomada, crema hidratante o cualquier otro producto inapropiado en los primeros días; Usar suero fisiológico y gasa para la limpieza; Evitar la exposición solar, vapor, piscina y playa. Pos-cicatrización, usar diariamente el protector solar en el cuero cabelludo.